fbpx

Si eres de los que improvisas continuamente, y quieres dejar de trabajar sin rumbo, necesitas un plan de acción estratégico para tu empresa.

¿Qué es el plan de acción o plan estratégico?

Imagínate, que vas por el desierto y necesitas llegar a tu destino. ¿A qué sería mucho más sencillo llegar si te ayudas de un mapa y una brújula? Pues esa sería la función del plan de acción en tu empresa. Sería el mapa que te ayuda a llegar hasta tu meta.

Es el documento que marca el camino a seguir para saber cómo, cuándo, qué y quién va a hacer cada una de las tareas que acercará a tu empresa a los objetivos deseados.

Te ayudará a aterrizar tus sueños, y poderlos convertir en realidad.⠀Y algo muy importante, te ayudará a ordenar las ideas.

No es un atajo, pero te ahorrará tiempo y dinero, porque dejarás de trabajar sin rumbo, sin sentido. Dejarás de dar vueltas e irás directamente hacia dónde quieres, sabiendo dónde poner la atención y el foco.⠀ ⠀

¿Qué momento es el ideal para diseñar el plan de acción?

El momento ideal es: Ahora.

Nunca es tarde para elaborar la estrategia a seguir. No importa que hoy no sea 1 de enero, o 1 de septiembre. Si aún no tienes tu camino marcado, puedes empezar a dibujarlo ya. Verás la tranquilidad que te aporta el saber cuáles van a ser tus próximos pasos, y no sólo dejarte llevar por la corriente.

¿Y por qué hacer un plan de acción estratégico?

Uno de los tantos aprendizajes que he tenido en estos años emprendiendo, es que es mucho mejor la calidad del tiempo que dedicas de manera enfocada, y con un plan, frente a la cantidad de horas que trabajas sin un rumbo claro. Sólo hacer por hacer. Estar por estar.

Porque seamos sinceros, ¿Cuántas veces has sentido la obligación de “estar por estar” y al final los resultados que quieres no llegan? Te enredas con las redes sociales, con la creación de contenido, y te dejas arrastrar.

Las Redes Sociales son importantes para tu negocio, pero no olvides que son un canal, a través del que te puedes dar visibilidad, aportar contenido, ayudar a otras personas, apoyar, etc…. pero que no se conviertan en tu mayor “pérdida” de tiempo.

No se trata de dedicar horas y horas, hacer por hacer o estar por estar. Se trata de dedicar horas efectivas, con una intención concreta.

No te dejes llevar por lo que digan los «gurús» que hay que hacer o dónde tienes que estar. Pregúntate:

  • ¿Es importante para mi negocio la tarea que estoy haciendo ahora mismo?
  • ¿Es importante para aumentar mis ingresos?
  • ¿Es importante para el crecimiento de mi negocio?

Si tus respuestas son NO, quizás es el momento de revisar tu plan de acción y decidir dónde vas a poner tu foco.

5 minutos enfocada en tu plan, son mejores que 5 horas buscando inspiración navegando por Instagram


Los 5 Pasos para elaborar tu plan de acción estratégico:

Toda estrategia que decidas implantar, debe ser con una intención concreta. ¿Qué quieres conseguir: aumentar clientes, aumentar facturación, conseguir más leads, ganar autoridad, etc….? Antes de planificar de manera estratégica, debes tener claros cuáles son tus objetivos.

Primero decide a dónde quieres llegar, para que luego traces el plan para llegar ahí. De esa manera, te ahorras el hacer por hacer. Y todo lo que hagas tendrá una intención concreta, un por qué y un para qué.

Pero vamos por parte, porque antes de los objetivos, hay un paso previo. A continuación te detallo los 5 pasos básicos que debes seguir para hacer un plan de acción con una estrategia adecuada, que te ayude a conseguir los objetivos que quieres:

  1. Empieza por hacer un análisis del estado en que se encuentra tu empresa en este momento, y piensa en qué eres bueno, y qué te diferencia de tu competencia. Para poder mejorar, debes saber en qué situación estás y los recursos con los qué cuentas.
  2. Ahora que ya sabes la situación de partida, deberás establecer tus objetivos. ¿A dónde quieres llegar? Recuerda que tus objetivos deben cumplir la regla SMART. En este post te hablé sobre cómo establecer tus objetivos.
  3. El tercer punto, será definir qué puedes hacer para conseguir esos objetivos
  4. Cuándo tengas esos “QUÉ”, deberás dividirlos en diferentes metas, y ponerles fechas en el calendario.
  5. Y por último, esas metas, las podrás dividir en tareas/acciones que tendrás que realizar. Agenda estas tareas, y …… Manos a la obra

Empezarás a trabajar con estrategia, para conseguir un fin, y no por inercia.

El paso 5+1

Una última cosa igualmente importante. Dedica un ratito al final de cada mes, para revisar cómo va el plan. Si lo estás cumpliendo y advertir con tiempo suficiente los cambios que tienes que hacer, y que no te pille el toro. El análisis es tan importante, cómo el diseño y la ejecución

Es muy bueno tener tus próximos pasos planificados pero con la flexibilidad suficiente para implantar modificaciones si son necesarias. Estamos rodeadas de cambios: cambios de mercado, cambios de legislación, cambios de hábitos de consumo, etc… Debemos adaptar nuestra estrategia a esos cambios, y por tanto también nuestra planificación.


Te recomiendo que bloquees el tiempo que necesites en tu agenda para hacer tu plan de acción estratégico. Aunque ahora te pueda parecer que no tienes tiempo para parar, verás, que si lo haces, lo que vas a ganar es precisamente tiempo. Porque estarás más enfocado, dejarás de dar vueltas, estarás mucho más organizado.

Verás la tranquilidad que te aporta el saber cuáles van a ser tus próximos pasos, y no sólo dejarte llevar por la corriente.

Si necesitas ayuda con tu estrategia tienes disponible mi programa Plan de Acción con el paso a paso para que lo diseñes tu mismo. Lo encontrarás haciendo clik en el siguiente enlace:

Cuéntame, ¿ya tienes el hábito de hacer tu plan de acción estratégico, ya sabes en que vas a enfocar mañana?

Deja un comentario